AVENTURA ACUÁTICA BAJO TIERRA

EN XCARET PUEDES HACER UN TOUR DONDE LA CALMA Y LA ADRELALINA SE VEN LAS CARAS.

El día inicia temprano en el hotel. Nos preparamos con traje de baño, ropa cómoda y, muy importante, calzado de agua, que hará toda la diferencia en una de las atracciones más interesantes de la zona: el tour Xenotes.

Nuestra primera parada será LiK, un antiguo cenote que, de forma natural, presenta un limitado flujo con el manto acuífero debido a que no tiene techo. En esta especie de pequeña laguna verde, nos colocan un arnés de seguridad y nos explican cómo recorreremos el aire en tirolesa. Luego del primer shot de adrenalina, a la mitad del camino, la instrucción es sencilla: ¡suéltate!

Entre risas y un breve nado entre lirios y nenúfares repetimos la experiencia y nos alistamos para transportarnos al siguiente sitio: Ha’, un cenote semiabierto con un boquete superior del mismo tamaño, lo que le da una forma circular y permite el paso de luz.

Aquí hacemos exploración subacuática, así que divisamos algunos peces. El agua es fría, pero con el calor de la península de Yucatán es lo más refrescante. Al llegar a una cueva vemos algunos murciélagos que duermen sin inmutarse. La experiencia culmina con un breve pero divertido recorrido en kayak.

La siguiente parada es en el más joven de los cenotes, Lu’um, que tiene solo ocho millones de años. Es un cenote de caverna con una bóveda superior desde la que, asistidos por los guías, descendemos en rapel a 25 metros de altura.

La última parada es K’áak’, un cenote abierto rodeado de paredes de piedra caliza al que se entra por un minitobogán para luego subirnos en un enorme salvavidas inflable y recorrer estas tranquilas aguas, que se sienten como un pequeño río.

A lo lejos escuchamos algunas aves e insectos de la selva. Se siente como un premio a un día de aventura e inolvidable contacto con la naturaleza. Visitar algún cenote debería ser parte de cualquier viaje a la Riviera Maya.

Para realizar el tour Xenotes, del Grupo Xcaret, visita ://xcaret.com/es