ARTESANÍAS PUEBLANAS

Las artesanías de Puebla te acercan a técnicas ancestral que miles de poblanos transmiten a través de cada una de sus obras. Siete etnias habitan en el estado: nahuas, mixtecos, otomíes, popolocas, totonacos, mazatecos y tepehuas. Detrás de cada artesanía hay una historia individual y colectiva y una cultura que constituyen un patrimonio cultural invaluable para Puebla.

Esferas en Chignahuapan, papel amate en Pahuatlán, ónix en Tecali de Herrera, talavera en la capital poblana, alfarería en Amozoc, trajes típicos en San Gabriel Chilac y más.

Quizás los productos artesanales que más fácilmente se indentifican con el estado de Puebla, sean los productos de talavera. Sin embargo las técnicas de nuestros pueblos son muy variadas:

-TEXTIL
-CERÁMICA Y ALFARERÍA
-FIBRAS VEGETALES
-MASCARERÍA, CARTONERÍA y JUGUETERÍA
-LAPIDARÍA Y CANTERÍA
-MADERA
-ARTE EN VIDRIO
-METALISTERÍA
-MANUALIDAD
-TALABARTERÍA Y PELETERÍA
-JOYERÍA

Esferas de Navidad en Chignahuapan: La industria más destacada del municipio es la producción de esferas de navidad, fabricadas a partir de vidrio soplado.

En Chignahuapan existen más de 200 talleres donde se producen estos adornos, en los cuales se llegan a producir más de 70 millones de esferas anualmente.

Chignahuapan es conocido a nivel nacional por esta actividad. Cada año, en la semana alrededor del 2 de noviembre, se celebra en este municipio la Feria Nacional del Árbol y la Esfera de Navidad. Las esferas producidas en Chignahuapan son distribuidas a gran parte de los estados de México y Europa en especial el Vaticano.

Papel amate en Pahuatlán: La producción del papel amate es de origen prehispánico y se ha transmitido de generación en generación desde hace siglos. Todavía se hace con fines ceremoniales como ofrenda y representación de los dioses. Sin embargo, actualmente el restante se vende al exterior o se usa como insumo para crear otras artesanías.

Para conocer sobre la elaboración del papel amate puedes dirigirte a San Pablito, a unos 20 minutos de Pahuatlán. Aquí habita una comunidad de artesanos de la etnia hñahñu (otomíes), famosa por su producción de este tipo de papel con técnicas ancestrales, aunque también trabajan artesanías de chaquira. Pregunta por el taller de Don Fausto, donde seguro lo verás aplicar la técnica de macerado y planchado de fibras.